Aprender idiomas

Miles de personas en america latina y alrededor del mundo, se han dedicado al aprendizaje de idiomas, ya sea para desarrollarse en el área profesional, por necesidad personal o por hobby.

Al fin y al cabo, en un mundo globalizado como el nuestro, aprender un nuevo idioma es cada vez más fundamental. Aprender un nuevo idioma es parte de la vida de cada estudiante de pregrado y posgrado.

Dominar un segundo o tercer idioma abre puertas en universidades extranjeras y en el mercado laboral, además de mejorar la capacidad de memorizar y aprender.

Si estás pensando en aprender un nuevo idioma, ya sea que tomes el certificado de competencia o simplemente tengas curiosidad, hemos preparado este texto con varios consejos sobre cómo aprender un idioma y prácticas útiles para mejorar el rendimiento de tus estudios.

Cuando se trata de idiomas, saber estudiar de manera efectiva es la mejor manera de salir de esa fase de aprender palabras y frases sueltas y comenzar a comunicarse.

Un hablante nativo sabe entre 15.000 y 20.000 palabras.Sin embargo, en la mayoría de los diálogos cotidianos se utiliza una cantidad mucho menor de palabras.

Los cursos de idiomas se preparan a partir de esta idea, y seleccionan las palabras más comunes en un idioma a la hora de organizar las clases. Para poder chatear en un idioma no nativo, se necesitan alrededor de 500 palabras memorizadas. Para hablar con fluidez, se requieren de 800 a 1000 vocabularios.

¿Cómo se clasifican los niveles de competencia?

El modelo de clasificación de competencia lingüística está unificado en todos los países. Los niveles son separados y básicos (A), intermedios (B) y avanzados (C), cada uno de los cuales se divide en niveles 1 y 2.

El contenido requerido en cada uno de estos niveles varía de un idioma a otro. Para las lenguas habladas en Europa, por ejemplo, los requisitos de cada nivel están determinados por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (CODER).

El documento establece las normas de competencia para cada una de las lenguas habladas en Europa, adoptadas por el Consejo Europeo en 2001. Actualmente, este modelo es seguido por la mayoría de los países, incluso los de fuera de Europa.

A continuación se presentan nuestros consejos para aprender un nuevo idioma y mejorar el rendimiento de sus estudios.

Aprende idiomas desde el principio

Comenzar a aprender un idioma es a veces la parte más difícil del proceso. Es ese momento en el que todas las palabras parecen muy básicas y, al mismo tiempo, no se puede hablar con ellas y no son suficientes para entender el idioma.

Sin embargo, no hay escapatoria a esta etapa. Si está comenzando un nuevo idioma, concéntrese en memorizar todas las primeras palabras aprendidas, son la puerta de entrada a ese idioma.

Aprovecha este momento para acostumbrarte a los fonemas y estructuras frasales de la lengua.

Tu oído es tu mayor aliado para aprender idiomas

Escuchar a las personas charlando en el idioma que está aprendiendo es la mejor manera de familiarizarse con los acentos, aprender nuevas palabras y culturas.

Internet abre innumerables posibilidades para trabajar escuchando, incluso mientras se realizan otras actividades.

Además de podcasts y videos, puedes, por ejemplo, aprender nuevos idiomas viendo Netflix (ver aquí). Para aquellos que están comenzando un idioma, ver videos con subtítulos en su propio idioma es una excelente manera de familiarizarse con el idioma.

No necesitas entender todo lo que se dice o escribe primero. Este ejercicio te permite empezar a contactar con esas primeras 500 palabras más utilizadas por los ponentes. Con el tiempo, podrás escuchar y entender todo lo que se está hablando.

Toma un mapa mental para aprender idiomas más rápido

Conocer los verbos más utilizados en un idioma mejora significativamente la comprensión de más frases en ese idioma. Al hablar, repetimos muchos verbos en diferentes frases y contextos.

Una buena forma de memorizar verbos es cortar pequeños trozos de papel y, por un lado, escribir el verbo en el nuevo idioma y, por otro, en tu idioma. Durante sus estudios, tome estas tarjetas y lea el verbo en el idioma que se está estudiando y trate de recordar lo que significa antes de verificar el lado opuesto.

Este es un ejercicio rápido y sin trabajo que, si se repite día tras día, te ayudará a memorizar más rápido.

En situaciones del día a día habla contigo mismo

A medida que aprendes nuevas palabras, tratas de usarlas en situaciones cotidianas. ¿Aprendiste a decir “pan”, “café” y leche? Repita las frases cuando esté en el desayuno, preferiblemente en voz alta.

De esa manera, puede asociar ese fonema con los objetos y situaciones reales, lo que tendrá más sentido para la nueva palabra.

Escribe a mano

Los estudios demuestran que la escritura a mano, con papel y bolígrafo, desarrolla la comprensión cognitiva más profunda del tema estudiado.

Por lo tanto, escriba las nuevas palabras y frases siempre que sea posible para absorber mejor cómo se escriben. Es importante prestar atención a este problema, especialmente cuando se aprende un idioma en línea en el que a menudo es posible estudiar solo con equipos electrónicos.

Mantener la regularidad en los estudios

Trate de practicar y estudiar, al menos un poco, el nuevo idioma diariamente o varias veces a la semana. El aprendizaje de un nuevo idioma es siempre gradual y, por lo tanto, la regularidad es fundamental.

Trate de establecer cantidades realistas de tiempo de estudio que se ajusten a su horario. Estudiar por menos tiempo, aunque sea por 15 minutos, diariamente, es mejor que no poder estudiar.

No te saltes pasos

Al pasar a aprender una nueva regla gramatical o un nuevo conjunto de vocabularios, te aseguras de que lo que has aprendido anteriormente se haya entendido bien. Si faltaba algo o aún no está claro, regrese y estudie el contenido nuevamente.

Puede parecer que no, pero este contenido mal entendido probablemente se perderá cuando se encuentre en etapas más avanzadas del idioma.

Intenta chatear con hablantes nativos

Este último consejo te servirá para que te acostumbres a hablar en el nuevo idioma y utilices tu vocabulario de forma autónoma en situaciones reales. Para aquellos que son tímidos, esta es también una excelente manera de perder la timidez y acostumbrarse a comunicarse en otro idioma.

Para aquellos que están aprendiendo un idioma en Brasil, hay aplicaciones desarrolladas para que los estudiantes puedan hablar con hablantes nativos.

Intercambiar

Necesitas urgencia y quieres aprender idiomas lo antes posible, si hay alguna forma más eficiente de aprender inglés, es sin duda intercambiando para vivir y estudiar en un país donde el idioma que quieres aprender es el idioma oficial.

Para nadie es un secreto que el inglés es el idioma más hablado del mundo y tiene una larga lista de países para elegir. Puede configurar su entorno de aprendizaje en función de su hemisferio, clima o ciudad favoritos.

Australia, Nueva Zelanda, Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos, Canadá y Sudáfrica son solo algunos de los lugares entre los que puedes elegir.

Intercambio para aprender inglés

Si estás buscando un intercambio para aprender inglés y vivir nuevas experiencias, estás en el lugar correcto. ¡Ofrecemos los mejores paquetes de intercambio y cursos de inglés en el extranjero! 
El inglés es considerado el idioma oficial del mundo, por lo que hacer un intercambio en inglés es una inversión importante que trae resultados a corto, mediano y largo plazo.

presupuesto-de-intercambio-pide-el-tuyo-ahora-mismo

Deja un comentario